24

Hoy cumplirías 24 años de vida a nuestro lado. En repetidas ocasiones he escrito sobre como te imaginaría o todo lo que pudo ser…Este año quiero contarte sobre cuando cumplí 24 años y lo importante que fue ese año para mi.

En mi tobillo tengo tatuado las iniciales de mamá, papá y tuya..algún tiempo después de haberme hecho el tatuaje alguien me preguntó “porque tienes un 24 tatuado?” ya que si lo ves al revés hay un 24 perfectamente visible (nunca lo había visto hasta ese momento) y solo respondí “Bueno, supongo que algo importante sucederá un 24.” Hoy que estaba pensando sobre ese numero por tu cumpleaños caí en cuenta que no era el día 24 que algo importante sucedería, si no que fue a mis 24 años que por fin pude aceptar tu partida y la realidad con la que tendría que vivir.

Cumplí 24 años en Panamá, en los meses después de haber terminado la universidad y justo antes de irme a un viaje increíble. Originalmente me mudaría a Perú a estar con el que en ese momento era mi novio, sin embargo algo dentro de mi me decía que no era lo correcto y que tenia que aprender a estar sola. Por lo tanto, cambie mi plan y me fui a Sudáfrica con la “excusa” de ir a hacer un programa de fotografía. La verdad es que necesitaba esa vivencia, el no conocer nada ni nadie, y tener que poder recorrer mi camino sin nadie al lado. Mis primeros meses de 24 años fueron alucinantes, despertándome a hacer safari, buceando lo profundo del índico, viendo tiburones, leones, y sobre todo conociendo a gente maravillosa de todos los rincones del mundo. En ese viaje acepté tu partida, volví a verle la magia al mundo, a deslumbrarme con la naturaleza, a sentir la grandiosidad de la tierra, y entender que somos parte de algo muchísimo mas grande y que el sufrimiento que vivimos depende de la actitud con que lo enfrentemos.

Después de este viaje maravilloso regrese a Panamá a vivir con mis papás y digamos que no fue tan fácil. Tuvimos que re acoplarnos a vivir juntos, a respetar nuestras personalidades, tuve que aprender a vivir bajo parámetros ya no definidos por mí y ellos a acostumbrarse a mi independencia también. Volví de mi viaje con una confianza en mi misma que todavía cargo, y me alegra…sé de lo que soy capaz, y a veces eso mismo me frustra pues se que me esto limitando a mi misma de a momentos. Llegue orgullosa de mi misma y de lo que había vivido, me di cuenta que por lo menos en la sociedad en la que estoy no es común tener ese espíritu y me encanta ser como soy.
Fue también el año que decidí volver a remar, que comencé un nuevo reto que después tomaría tres años de mi vida, muchas madrugadas, tiempo, dedicación y esfuerzo.

Al fin y al cabo, mi año #24 fue uno de cambios, de transformación, re-locación, de modificar mi mentalidad, mis alrededores e interior. Fue un año importante y este año, tus 24, también lo son. Así como empece mis 24 años comenzando un nuevo ciclo de mi vida post-universidad, tus 24 son un año de muchos cambios también. Espero poder entrar a estudiar nuevamente y mudarme a un país diferente, lejano, dónde nuevamente tenga que enfrentar retos sola, dónde tenga que independizarme ahora si al 100% de la comodidad de papá y mamá. Es un año que comienza difícil, con cambios de planes, con muchas lecciones y retos por enfrentar. Sé que te pensaré mucho este año, sé que los momentos dificiles van a venir, que no va a ser un año fácil pero sé que estoy preparada para enfrentarlo, me has enseñado que lo puedo hacer.

Feliz cumpleaños pequeño. Espero que tus 24 dónde sea que estés te reciban con mucha luz y amor, y prometo aprender este año como si fuesen mis 24. Te amo.