Esos días

De vez en cuando llegan unos de esos días…esos días en los que el mundo parece estar haciendote una muy mala prueba. Esos días en los que nada fluye, y no es que el mundo este en contra de ti y tu seas la víctima. No. Simplemente la energía que sale y la energía que se mueve a tu alrededor es como si fuesen polos opuestos y simplemente se repelan. 

Hoy fue uno de esos días. Desde que me levanté algo había raro en mi – o a mi alrededor – y todo el día fue básicamente una mezcla de: nervios de regresar al trabajo, ganas de poder descansar mas, noche incomoda en un colchón detestable, ganas de disfrutar de mi familia, responsabilidades de entrenar, angustias que vienen con nueva información, preocupación al año que viene, ansiedad, opiniones respecto a decisiones y compromisos ya asumidos, hambre, mal genio, confrontación, sudar, arrepentimiento, ganas de llorar y no hacerlo, ser fuerte, reflexionar, respirar. Aceptar. 
Hoy no fue el mejor de mis días. Camine con una nube gris encima todo el día pero la verdad no hay nada que la noche no pueda llevarse, así que nubecita…espero que hayas disfrutado muchísimo de mi compañia hoy, tanto que ya no quieras volver a visitarme en mucho mucho tiempo. Te veré cuando sea necesario. Buenas noches.
One comment on “Esos días
  1. Anonymous says:

    Conosco esa sensacion. Lamento ser parte de ese entorno gris pero no siempre todo brilla… Ademas solo con dias grises podemos desear y observar dias brillantes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *