Mis Abuelos

Para los que me conocen probablemente en algún momento me han escuchado hablar de mi abuela. Algunos han tenido el placer de conocerla y algunos privilegiados de haber pasado tiempo con ella, jugando cartas, escuchando sus chistes y consejos. La verdad es que mi abuela es lo máximo. De ella he aprendido lecciones de vida, y siempre me sigue sorprendiendo con su sinceridad y sabiduría.
Es una mujer que siempre le ve lo positivo a la vida, que aunque viva con una condición dolorosa casi nunca se queja, que con rodillas de metal y que la hacen bajar las escaleras lento después sale “como una gacela” para mostrar que ella puede. Es alguien que ha tenido que vivir momentos muy difíciles y que en vez de dejar que esos momentos definieran su vida, los enfrento con cabeza en alto y de frente, tanto que quizá sin darse cuenta guió a aquellos a su alrededor cuando mas lo necesitaban.
Mi abuela atrae a las personas, su casa siempre tiene visitas. Ella es consejera de todos, con risa y brutal honestidad puede iluminar cosas que otros no han visto. Es un imán familiar, para sus hermanos y sobrinos, hijos, nietas, amigos…es un pilar.
Puede que diciendo todo esto la ponga en un pedestal,  sé que no es perfecta, y en su silencio a veces carga mucho peso pero aún así enfrenta la vida con sinceridad y el corazón abierto en todo momento. No siempre estoy de acuerdo con ella tampoco, hay cosas que simplemente vemos distintos pero la verdad es que ella tiene la razón en muchísimas cosas, como dice ellas “estas canitas me han costado muchos años, son sabiduría!” y le doy la razón. Y bien? Que son algunas de las cosas que me ha enseñado? Pues, a “nunca perder el glamour” (terminología que si eres de mi familia la entenderás mejor pues implica una actitud hacia la vida mas que una manera determinada de comportarse), a no rendirse ante la vida ni las personas, a ser sincera, a reír “mínimo 30 min diarios”, a jamás poner los codos en la mesa o sentarse en el comedor con sombrero y a servir bien cuando vienen invitados, a tener paciencia, a estar siempre presentable (esa me consta que me cuesta, si me conocen saben que soy un poco dejada) y sobre todo…a amar. A no tenerle miedo al amor, a no pensar tanto las cosas, y que el amor no es perfecto a todo momento. El amor que tiene mi abuela por mi abuelo es incomparable…solamente con el amor que le tiene el a ella.

Mi abuelo es el complemento de mi abuela. El tuvo cancer hace muchos años y su voz cambio drásticamente. Yo no recuerdo mucho antes de su cirugia, hace poco escuche su voz “de antes” en un video y me impresiono porque no la reconocia. Muchos dicen que eso lo cambio, pero para mi siempre ha sido el mismo. Mi Tito. A punta de coscorrones de amor y abrazos espichados entre un “muchacho, muchacho” siempre he sentido que esta tan lleno de amor que no sabe bien como expresarlo. Después de un par de tragos le queda mas fácil y dice las cosas mas hermosas de este mundo. Creo que es un ejemplo perfecto de lo que fue la sociedad de antes, donde los hombres no debían expresar o decir sus sentimientos pero eso no quiere decir que no los sintieran. Mi abuelo es un hombre sensible, un hombre bueno, demasiado bueno a veces (como mi mamá) que la gente se aprovecha. Es trabajador, un hombre de rutina, informado y lector. Gracias a el soy apasionada de la literatura, en especial las novelas históricas y su biblioteca es mi Disneylandia. Su pasión por conocer sobre otros lugares y culturas a través de los libros y el viaje claramente han marcado mi vida profundamente. Amo poder sentarme con el a hablar de todos estos mundos que nos encantaría conocer, escucharlo hablar es como tener una enciclopedia propia y lo mejor es que disfruta de compartir ese conocimiento y de siempre seguir aprendiendo. Es como una sed insaciable por conocer y que yo felizmente he adoptado.
Mis abuelos me han mostrado que la vida real es a veces mas mágica que una película de amor, pues su historia es hermosa e increíblemente romántica. Sin embargo, también me han enseñado que un matrimonio no es tarea fácil pero que no hay porque rendirse cuando las cosas se ponen difíciles. Llevan casados mas de 55 años, se han acompañado en las buenas y en las malas, han vivido situaciones familiares y económicas complicadas, pero siempre han sabido vivirlas juntos, de la mano, acompañándose. El resultado de todo ese amor es claramente visible al ver a mi familia. Así estemos regados por distintas ciudades del mundo (Miami, San Antonio, Panamá, Bogota, Cali y Buenos Aires) siempre estamos juntos y nos hablamos y nos queremos y nos sentimos amados y amamos profundamente. Con el pasar de los años he aprendido que la familia que tengo no es común, que no todos tienen la bendición que he tenido yo de formar parte de una familia tan amorosa y comunicativa. Sé que esto es el resultado de mucho trabajo y mucho amor por parte de mis abuelos y es lo que mas les agradezco, el que hayan hecho que mi familia sea como es, unida y solidaria en todo momento. Gracias a ellos tengo claro que lo mas importante en la vida es la actitud con la que la enfrentamos, pero sobre todo, poder vivir la vida sintiéndome siempre acompañada y amada, sin importar en que rincón del mundo me encuentro.

Tito y Tita, gracias. Los adoro y son un ejemplo a seguir.

2 comments on “Mis Abuelos
  1. Anonymous says:

    De acuerdo Marian, esos abuelos o padres que tenemos son un ejemplo de fortaleza, de animo y voluntad. Lo creativo, juguetón y gusto por la vida viene de la Tita y lo llevamos inyectado como el ADN… la lectura, el placer de viajar y el infinito deseo de conocer cada día mas viene del Tito con quien puedo pasar se los días hablando, recordando o relatando argumentos. Son una pareja bella que sigue construyendo el día a día pero que sabe que no todo es risa a pesar de reir, que sabe sobre la escasez compartiendo mas, que manejan los silencios y las tristezas con un chiste o una sonrisa… Son unos angelitos que nos acompañan llenos de amor, llenos de respeto por la vida de cada cual y saben cuando una palabra debe calar o tejer en nuestras historias. Gracias por dedicarles este escrito y poder decirles a gritos cuanto los amo!!!!!
    MONA

  2. Anonymous says:

    De acuerdo Marian, esos abuelos o padres que tenemos son un ejemplo de fortaleza, de animo y voluntad. Lo creativo, juguetón y gusto por la vida viene de la Tita y lo llevamos inyectado como el ADN… la lectura, el placer de viajar y el infinito deseo de conocer cada día mas viene del Tito con quien puedo pasar se los días hablando, recordando o relatando argumentos. Son una pareja bella que sigue construyendo el día a día pero que sabe que no todo es risa a pesar de reir, que sabe sobre la escasez compartiendo mas, que manejan los silencios y las tristezas con un chiste o una sonrisa… Son unos angelitos que nos acompañan llenos de amor, llenos de respeto por la vida de cada cual y saben cuando una palabra debe calar o tejer en nuestras historias. Gracias por dedicarles este escrito y poder decirles a gritos cuanto los amo!!!!!
    MONA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *