Querido Cris, parte III

Creo que son esas personas las que me mantienen cuerda sin saberlo.



También he hecho nuevo amigos, amigos que quiero mucho y me encanta tener en la vida y que me han dado cuenta la diferente que soy a cuando era más joven. Creo que ninguno de mis amigos de ahora conocen a la Marian brava…los “antiguos” si conocieron esa parte volátil, gritona, agresiva. Anoche hablándolo me di cuenta, nadie ahora me ha visto así o sabe lo brava que soy…no creo que lo haga a propósito o quiera esconder esa parte de mi simplemente con el tiempo aprendí a soltar un poco la bravura (perdón Mami creo que en casa todavía lo mantengo, en algún lugar me toca poder explotar). O quiz’a simplemente me volvi mejor escondiendola….La verdad con tu partida aprendí la lección mas importante de todas, y es que la vida es demasiado corta para quedarse brava. Algo que me di cuenta de mi misma este año es que no soy ni he sido rencorosa y eso me pone muy feliz. Puedo ser brava, hasta grosera, pero sé cuando me he equivocado y no me cuesta decir perdon…creo que por eso me sorprende mucho la gente que no es capaz de decirlo aún cuando saben que se han equivocado. Para mi, no tiene sentido…no te quida ni te pone pedir perdon.

Este año reflexione y acepte que me gusta enseñar. Me di cuenta que en todos los trabajos que he tenido siempre he estado enseñando y consecuentemente aprendiendo. Sea con niños, adolescentes o adultos, en un salon de clases, en campamento, en un gimnasio o remando, simplemente llegue a hacerlo todo sin darme cuenta que es que lo disfruto mucho. La felicdad que me produjo ver a un chiquitin cruzar un juego en el parque, a un hombre hecho y derecho saltando soga por primera vez o a unos hermanos ayudandose en un reto presentado no tiene precio y también es de las cosas que asumo que todo el mundo siente pero que este año me he dado cuenta que no es asi. He aprendido a no tomar por sentado mis sentimientos, mis valores, o mis emociones. Lo que me ha costado mas es creer en mi misma, en mis capacidades, mis conocimientos, y mis habilidades.

A veces me pregunto si no te hubieses ido como sería mi camino en la vida, hubiese seguido estudiando comunicación? Me hubiese quedado en Argentina? Estaría trabajando en algun área en especifico y nunca descubierto que me gustaba tanto enseñar? Sería interesante poder echarle un vistazo a esa vida “paralela” principalmente para saber si esta indecision y constante duda en mi misma hubiese sido igual? Mas marcada? Menos? Pero bueno, de que sirve hacerse tantas preguntas si es imposible averiguarlo.

Por ahora, te cuento que he conseguido un trabajo de “niña grande” y aunque si, cumplo horario estricto y todo eso, hasta ahora (llevo poco) me gusta. Creo que me hacia falta un horario y un lineamiento. Sé que en mi vida quiero poder trabajar a mi horario, para mi, haciendo algo que me guste y llevando un estilo de vida que me llene, pero también este año me di cuenta que no estoy preparada para eso aún…principalmente porque no se como llevarlo, porque apenas estoy definiendo que son esas cosas que me apasionan y como hacerlas productivas, pero creo que es importante poder conocer y vivir el trabajo asalariado (y en serio que esa parte importa mucho en este momento), con horario, saliendo de mi zona de comfort totalmente, para eventualmente descubrir que es exactamente lo que quiero hacer y me interesa.

Para terminar te cuento lo último, la vida si es un poco como las peliculas…los hombres y las mujeres en verdad si somos asi de distintos. Creo que en este aspecto de mi vida es donde mas me haces falta de a momentos, me gustaria pensar que tu me enseñarias un poco mas sobre como piensan los hombres y me gustaria pensar que yo te hubiese enseñado como se debe tratar a una chica ya que me he dado cuenta a punta de golpes que no muchos lo saben. Pero bueno, seguire con mi prueba y error porque me gusta pensar que en algun momento encontrare alguien que valga la pena y que me entristecera no poder presentartelo.

Creo que por ahora termino esta carta, no se si tenga algun sentido…creo que de igual forma tu ya sabes todo esto pero es necesario tener este vomito de palabras de vez en cuando para mi propia tranquilidad mental. Como me hubiese gustado compartir este año contigo, este y todos los que pasaron y seguiran. Hoy y siempre te tengo en mi corazón y en mi mente. Te amo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *