Sobre diciembre..

Y bueno. Lo hice. Compré mi tiquete a Camboya. Para los que me conocen y para los que no, originalmente mi viaje al sudeste de Asia sería de 2.5 meses. Originalmente iba a volver a Panamá, empacar mis cosas e irme a estudiar a Londres porque estaba bastante segura que me saldría una beca, y de igual manera dije “si no me sale, me endeudo y voy igual.” Bueno, la beca no se dio. Lloré, me sentí mal, me dieron celos, me cuestione mis capacidades y sobre todo me cuestione el porque quería irme a estudiar. La carrera me interesa mucho? Si. Pero no lo suficiente como para endeudarme $35,000.00.

Cabe mencionar que esta noticia me llego cuando estaba en mi segundo mes de viaje, con mi prima, la noche que llegamos a Siem Reap y al día siguiente estaríamos conociendo Angkor Wat, una de las maravillas del mundo. Me di mi tiempo de llorar, bastante, la noche y la mañana y después dije no mas y que disfrutaría plenamente dónde estaba y lo que estaba viviendo. Eventualmente continuamos viajando hasta llegar a Tioman dónde después de un par de conversaciones del alma con mi prima decidí quedarme viajando mas tiempo para hacer mi Divemaster. Seguí considerando irme a estudiar… quizá a España donde sería mucho más económico pero ninguna carrera me interesaba tanto así que volví a preguntarme: ¿porque me quiero ir a estudiar? Y bueno, la razón por la cual me quería ir a estudiar era para salir de Panamá un rato. A ver, no malinterpreten, no es que no me guste Panamá…tengo muy claro que es mi hogar y que ahí quiero pasar mi vida pero esa ‘vida’ no quiero que comience ya, todavía me falta mundo por recorrer antes de asentarme en casa. Por lo tanto, eventualmente decidí simplemente no irme a estudiar y quedarme haciendo mi DM y viajando hasta diciembre. La verdad en el camino he conocido a gente increíble que me ha enseñado mucho de lo que no podría haber aprendido en la escuela sobre exactamente el tema que me interesaba enfocarme – conservación marina.

Puede parecer que todo lo que estoy haciendo lo hago sin preocupación pero no es enteramente cierto. Tengo claro que mis ahorros no son infinitos, y que “debo” tener algún tipo de plan sobre todo porque a mi me gusta tener planes. Pero no lo tengo, y es difícil para mí sentirme a veces a la deriva pero a la vez presente en el ahora y en disfrutar cada experiencia y oportunidad que se me presenta. Un día, estando en Filipinas – después de Tioman, dónde fui a practicar apnea principalmente – decidí escribir al centro de yoga y meditación donde fui al comenzar mi viaje. Les conté todo, como mis planes habían cambiado drásticamente y que estaba contenta pero un poco perdida y que la verdad no tenía el dinero pero si la disponibilidad de trabajar si necesitaban a alguien para poder asistir a un retiro de año nuevo. La respuesta que me llegó no me la esperaba y me lleno los ojos de lágrimas. Estoy invitada al retiro de año nuevo como un regalo a mi proceso, a mi viaje interior en el cual una encrucijada es de las partes más importantes. Las lágrimas fueron de agradecimiento, de felicidad, y de tristeza también. Pues esta oportunidad no la debo desaprovechar pero también implica no regresar a casa para navidad, ni ver a mis abuelos, o a mis amistades. Soy muy unida a mi familia, y para mi navidad y año nuevo tienen un significado muy grande de compartir con los que uno más ama, de hablar de metas, de lo malo del año, de lo bueno, y recordar a los que no están.
Así que bueno, este correo lo recibí a mitad de octubre. Hoy, un mes y pico después por fin tome la decisión de comprar mi tiquete a Camboya y quedarme por estos lados para las fiestas. Tengo muy claro que voy a pasar el 24 y el 25 (gracias al cambio de horario) llorando mis ojos por no poder estar con mi familia pero quizá el Niño Dios sea bueno conmigo y me traiga el mejor regalo posible para Año Nuevo…una compañera de viaje que me haría muy feliz tener a mi lado (vamos a ver que pasa).

Así que si estás leyendo esto, eres mi amigo o mi familia y no nos vamos a ver en Diciembre quizá en parte estés pensando “No me sorprende,” también quizá me extrañes un poco y probablemente yo también a ti.
Al final, quedarme es lo difícil…irme sería lo fácil. Volver a lo que conozco, a sentirme segura, a simplemente recordar este viaje como un viaje…pero quedarme implica luchármela, verdaderamente sentirme independiente y darme el espacio y el tiempo, físico y emocional, que sé que necesito…aunque a veces sea difícil.

4 comments on “Sobre diciembre..
  1. Jimena says:

    No te justifiques contigo ni con el
    Mundo. Eres libre, la plata es algo efímero, no te ates a ella, suéltate y déjate vivir….

  2. Kristy says:

    No te preocupes y disfruta de esta experiencia unica! Cuando vuelvas te hacemos una cena navidena! Te quiero muchoo

  3. Nicole Stump says:

    Marianto!!! HURRAY!!! To quote you…”staying is the hard part” who said life is easy, relationships are easy, jobs are easy, family is easy, life is LIFE!!! Life is to live it, cry in it, love in it, experience it, make memories in it, and you are doing all of that! You are living the DREAM keep doing it, never stop seeking the end of your rainbow, never stop having experiences, never stop living your passion, never stop falling sown and picking yourself right back up again! Your family and friends will always be here to pick you back ulp..that’s our job you just “do your job”!!! We love you and keep the adventures coming. EVERYONE is cheering for you sister!!! Love you VERY much!!

  4. Rolando says:

    Palante y sin tembladera. Te deseo tomo lo mejor del mundo. Un abrazo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *