Un guacho de palabras

Y sigo cayendo en el mal hábito de no escribir cuando tengo ganas.
Hace 10 días cumplí 25 años. Si, cuarto de siglo…25 años…un “cuara”. Normalmente los cumpleaños no me afectan, no me importa cumplir un año mas o no…pero este ha sido distinto. La verdad, me ha puesto a pensar muchÍsimo acerca mi vida, lo que he hecho y lo que no, el “que estoy haciendo?” y es imposible no compararme con aquellos a mi alrededor. Cuando hay amigas menores que yo casándose, compañeras de colegio teniendo sus primeros hijos y ya casadas, amigos con trabajos fijos y maestrías completadas, sale la pregunta “¿será que estoy atrasada?” “¿qué se supone que tengo que estar haciendo?” y como siempre sale a relucir mi miedo absoluto al tiempo.
La verdad, la mayoría del tiempo, siento que todos a mi alrededor tienen las cosas muy claras y yo me siento absolutamente perdida. Ver a todos con sus proyectos ya sea familiares o profesionales encarrilados o por lo menos claros me preocupa pues yo no lo tengo, ni lo uno ni lo otro. Si, tengo una carrera universitaria, soy antropóloga pero la verdad no me interesa hacer una carrera de ello, ni en lo practico ni en lo académico. Me encanta la fotografía pero sigo sin saber como vivir de ella, especialmente si mi interés es naturaleza y deportes y no eventos o estudio. Tengo claro que me encanta viajar, siento que podría hacerlo por mucho mas tiempo y que hay tanto sitios que quiero conocer. Creo que la parte que mas me gusta de viajar es estar constantemente en movimiento, no acomodarme en ningún lugar en especifico pero siempre sentirme cómoda conociendo lugares y personas nuevas y diferentes. Veo gente que ha logrado vivir de viajar y me da envidia, eso es lo que quiero y la verdad no se como lograrlo o quizá tenga un poco de idea pero no doy el salto que tengo que dar.
Honestamente, creo que me da un poco de miedo …y si, me frustra sentirme tan cobarde. Agradezco enormemente la vida y la familia que tengo, que son hiper pacientes con mi indecisión de vida y no me han obligado a tomar algún camino del que no estoy segura. Si, sé que para muchos seré una mimada y a veces me siento culpable porque en parte lo soy, vivo con mis papas, trabajo con mi mamá pero soy consciente de mi vida y mis acciones, no abuso y trato de ayudar en todo lo que pueda. Por lo menos eso creo yo y me digo para calmarme cuando me llena la culpa y frustración.
Creo que este post ha sido como un revuelto mental puesto en palabras…perdí el hilo del principio pero no importa, para eso es este lugar mío y creo que esta igual de confuso a como me siento yo por dentro.

La verdad tengo un proyecto en cabeza que me encantaría concretar pero “gueveo” demasiado, no me enfoco en lo que SÉ que tengo que enfocarme y me pasan las horas y después los días. Es frustrante darme cuenta que soy así, no se porque o que me pasa que me freno y me “autosabotajeo” a mi misma…tengo que parar. Habrá una pastillita mágica o algo que me pueda tomar y que me de un focus de vida claro? Creo que si la habría seria bastante aburrido la verdad…al fin y al cabo lo interesante no es llegar sino el camino que te lleva hasta ahí, o no?
One comment on “Un guacho de palabras
  1. Lorena says:

    Mucho ánimo.Yo tengo 31 años y aunque ya me caso en unos meses ,he tenido que ver como alumnas mías ya están casadas y claro, te vienen las dudas,pero nada que no zanje un estilo de vida y unos propósitos que te hacen crecer día a día, sin miedos.

    Hace unos días me encontré con esta web que quizás te interese ojear , habla de como viajar y trabajar por el mundo y vienen muchas opciones, entre ellas, de buceo y de fotografía.Un saludo.

    http://www.comoviajarporelmundo.com/en-la-ruta/trabajar-y-viajar-por-el-mundo/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *