Día 19-20, Clearwater Bay

Día 19-20, Clearwater Bay

 

Salimos de Sihanoukville en el ultimo ferry de la tarde hacia Clearwater Bay, una de las playas de Koh Rong Samloem – conocida por ser la playa mas hermosa de todas. Y bueno, si que lo era. Llegamos al muelle y bajamos nuestras maletas, el hostal quedaba en la mitad de la playa (el muelle al principio) lo que implicaría caminar con maletas bajo el sol, sobre la arena, hasta el hostal. Mi maleta pesa como 16k, mas mi morral de laptop, mas mis aletas y careta…pero la verdad es que no la estaba pasando ni la mitad de mal que mi amiga Nadine. Ella lleva viviendo en Australia hace mas de un año y regresa en dos semanas nuevamente, es decir tiene su vida de año y medio en su maleta…30k de maleta. Mi otra amiga, Rachael, en cambio tiene una maleta del tamaño de mi morral pequeño y con eso se mueve por el mundo hace meses. Simplemente hay gente que lo logra hacer y otros que no lo logramos.

Caminamos hasta la edificación de madera, tocaba subir como 2 pisos de escaleras…con las maletas. Llegamos por fin a la zona de check in/hang out/bar y como todos los demas nos habian pasado caminando mas rápido nos toco esperar. El lugar no se veía muy bien cuidado. Yo soy muy relajada con las cosas pero no mucho con el mugre y se notaba que este lugar hacia MUCHO no lo limpiaban bien. Resulta que los cuartos eran aún mas lejos…tendriamos que bajar nuestras maletas todas esas escaleras y seguir caminando hasta el final de la playa donde estaban los dorms. Seguimos arrastrando todo bajo el sol, Nadine claramente un poco frustrada. Por fin llegamos y de una vez nos fuimos al agua. Conocimos a dos inglesas que llevan viajando seis meses, Steph y Danny, y quienes se convertirian en parte del parche de viaje. 

El lugar no mejoró mucho al llegar a los dormitorios. Los baños no tenian ni manija, los lavamanos eran al aire libre por lo que estaban literalmente cubiertos en bichos (yo me lave los dientes con mi botella y escupiendole a los arbustos), y además de las 4 duchas solo 1 medio funcionaba (dos de ellas solo servian si medias menos de 1m, y la otra tenias que dividirte y separarte en 4 partes a ver si lograbas recibir algo de agua). Eso fue lo que ya me hizo cambiar de opinión. No es por sonar fifí, si yo voy en plan acampada es una cosa pero si diven que hay baños y agua para bañarse y después no hay y a nadie de los que “trabajan” ahí le importa pues no dan ganas de quedarse. Agregale que tocaba caminar entre el bosque sin luz para poder llegar a los baños en la oscuridad. Esa misma noche busque hoteles en otra playa (mas habitada) y reserve para el día siguiente.

El miércoles nos pasamos la mañana en la playa, verdaderamente hermosa, aprovechando el día soleado. Danny y Steph también decidieron irse del hostal así que a las 4 (era a las 3:30) partimos hacia Mpai Bay. 

Definitivamente era muy diferente a Clearwater. Con dos muelles, lanchas, y bastantes casas sobre la arena. La isla recientemente ha tenido un boom turistico por lo que hay muchas construcciones. Lamentablemente sigue siendo muy sucio, la gente tira basura por doquier y las playas frente al pueblo no dan muchas ganas de meterse. Aprovechamos la tarde para salir a almuerzo/cenar mientras disfrutamos de un atardecer a medias (se quizo esconder tras las nubes). Caminamos por el pequeño pueblo buscando postre pero lo más cercano que había era brownies “especiales”. Aprovechamos y reservamos nuestra buceada del día siguiente pues después de hablar con el dueño del centro de buceo quedamos todos entusiasmados por sumergirnos. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *