Tofo: Día 10

Octubre 5


Me fue bien con mi “negociación” de donde dormir. Hable con el dueño del hotel y me dijo que me lo dejaba a 2.200MT y le dije que era demasiado, aunque estuviese pagando mas en donde me estaba quedando (eso lo pague en un paquete, hubiese sabido y me quedaba en otra parte). Le dije que podia 1.000MT máximo, que eso es lo que habia visto en otro sitio (un cuarto tamaño baño con cama sencilla y baño afuera compartido) y me dijo “alright, one chance Orly, 1.000MT with the condition that you have one meal a day (básicamente, desayuno incluido)” DONE! El cuarto tiene 2 camas, un baño, agua caliente, bastante, bastante cómodo la verdad. No me quejo J
Hoy me desperté como bajoneada. Creo que la soledad hace eso, tiene sus momentos buenos y momentos en que simplemente abruma. He pensado mucho en Cris en este paseo, en lo mucho que me gustaría que este fuese “nuestro” viaje, ya ambos grandes y como parchandola juntos. Pero trato de sacarme esas ideas de la cabeza, no puedo imaginarme una vida que nunca fue porque quizá si aun estuviese vivo nunca hubiésemos hecho un viaje juntos-aunque me gusta pensar que si. Hay que vivir la vida y no estancarse en los “quizá” pero hay días en que esos pensamientos son mas difíciles de sacar de la cabeza, sobre todo si no tienes con que mas distraerte (hoy ni siquiera dos buceos hermosos fueron suficientes – Office y Amazon).
Pero bueno, después de bucear me mude al hotel nuevo, el día estaba divino pero simplemente no tenia energía para salir así que hice una corta siesta y me llamo Pacho, que fue una súperllamada ya que hasta hoy es el día en que mas la necesitaba, no hablamos de nada trascendental pero escuchar su voz me puso muy contenta a decir verdad.
Almorcé/comí temprano y a las 8 p.m estaba en cama, dormida. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *